DESTACADASECONOMIA

Para evitar el impacto inflacionario, y tras liberar la telefonía, internet y cable, Caputo postergó el aumento del 18% a los combustibles y las tarifas de gas y luz

Compartir

Estaba previsto que la nafta y el gasoil iban a subir por encima del 18% en surtidores desde el lunes, pero para evitar otro pico de inflación, el mismo gobierno que acaba de liberar los costos en internet, telefonía y cable, por orden de Caputo postergó el incremento previsto del tributo, que será del 1% final. Las petroleras también pueden aplicar un 2% por la devaluación.

En las próximas horas el Gobierno Nacional, publicará un decreto en el que postergará el incremento del impuesto a los combustibles líquidos (ICL) que estaba previsto desde el próximo lunes, al igual que en mayo y junio, en busca de lograr la desaceleración de la inflación.

De esta manera, a partir del primero de julio la suba del tributo redundará en un aumento del 1% en los precios finales de la nafta y el gasoil.

Lo mismo ocurrirá con las tarifas de luz y de gas, que no tendrán aumentos por inflación a partir de julio, aunque se conoce que desde el ministerio de Economía se continuará con los mecanismos para definir un nuevo método de indexación mensual desde agosto.

Cabe destacar en este marco, que los números del INDEC, pese al enorme ajuste implementado por el gobierno de Milei son absolutamente negativos, siendo el desempleo uno de los más notables de los últimos meses, con la pérdida de al menos 404 mil puestos laborales.


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *