CIUDADDESTACADAS

Escándalo de los Galpones: Zapata le suelta la mano a los Romero y se niega a opinar

Compartir

El siempre controvertido Carlos Zapata, conocido por sus denuncias mediáticas, se negó a comentar sobre el escándalo de los galpones que involucra a un sobrino del senador Juan Carlos Romero y a su hija, la ex intendenta Bettina Romero. La polémica surgió tras el hallazgo de bienes destinados a la asistencia social en propiedades vinculadas a un ex funcionario de la Panadería Social.

La investigación, iniciada por una denuncia del actual intendente Emiliano Durand y llevada adelante por el Ministerio Público Fiscal, rápidamente escaló a nivel nacional, provocando reacciones hasta del presidente Javier Milei.

Contrario a su habitual estilo polémico, Zapata, actual diputado nacional que pasó de Juntos por el Cambio a apoyar incondicionalmente a La Libertad Avanza (LLA), se abstuvo de opinar sobre la supuesta sustracción de materiales y mercadería destinada a fines sociales desde los depósitos municipales, caso en el que ya hay tres personas imputadas.

«Cuando interviene la Justicia, cualquier opinión que yo pueda dar sin conocer el expediente es irresponsable», afirmó Zapata. Pese a las insistentes preguntas, el legislador no solo evitó dar su opinión, sino que también marcó distancia de la familia Romero, con quienes mantenía una alianza estratégica. Al ser consultado sobre si Juan Carlos Romero «está libre de pecado», respondió: «Pregúntele a él».


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *