DESTACADASECONOMIA

Se aprobó la Ley Bases y vuelve el impuesto a las ganancias

Compartir

Finalmente, el Gobierno consiguió las medidas que calificó como “fundacionales”.

La misma introduce profundos cambios en casi todas las áreas de la vida cotidiana: desde el pago de impuestos, con las reformas al Impuesto a las Ganancias y el de Bienes Personales, pasando por las relaciones laborales, empleo, obras públicas y hasta las facultades a Milei. ¿Cuáles son las modificaciones de ganancias?

Vuelve la 4ta categoría de Ganancias

El paquete fiscal establece una reversión del impuesto a las Ganancias que había establecido el entonces ministro de Economía Sergio Massa el año pasado.

A partir de la sanción, el mínimo no imponible será de $1.800.000 brutos para los solteros y de $2.200.000 para los casados con hijos.

Desde ahora, 800.000 trabajadores que habían sido eximidos el año pasado volverán a pagar alicuotas del 5% al 35%.

Se podrán deducir del impuesto gastos por alquiler y servicios médicos.

La actualización del mínimo no imponible se hará de forma trimestral en 2024, en septiembre, y luego de forma semestral a partir del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

En el caso del impuesto a los Bienes Personales, el mínimo no imponible se elevará, eximiendo a quienes posean bienes por debajo de los $100 millones. Las alícuotas disminuirán a un rango entre 0,5% y 1,5%. Además, un régimen especial permitirá adelantar el pago del tributo de cinco ejercicios a una tasa preferencial.

Monotributo

Para los monotributistas, las escalas y montos de facturación se incrementarán hasta un 400% desde julio, y las cuotas subirán en la misma proporción, actualizándose semestralmente según el índice de precios al consumidor. Así, la categoría más baja (A) podrá facturar hasta $6.450.000 anuales -actualmente era de $2,1 millones-, y el monto máximo de facturación para la categoría más alta (K) será de $68 millones.

Por otro lado, se establece un aumento en los importes que pagan mensualmente los monotributistas en concepto del impuesto integrado y de los aportes al régimen jubilatorio y a la obra social. Sumando todos los parámetros, las cuotas a pagar van desde $26.600 (categoría A) hasta $280.734 (categoría H). Hasta ahora, los montos iban de $12.128 a $66.111.


Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *