Del Frari contra “Todos”

0

“Aquí en Salta también tenemos varios que han sido nombrados en organismos del estado nacional y otros que siguen ocupando cargos nacionales de la gestión macrista y no se han ido”, fustigó el ex concejal Martín Del Frari, en la red social facebook. “¿Dónde están los responsables quiénes dicen conducir el Frente de Todos Salta?”, se interrogó. Del Frari, no es el único que ha mostrado los quiebres de una elección que aunando diversas fuerzas, y con un panorama nacional triunfalista no logró ni siquiera un lugar expectante a nivel legislativo, y que terminó de sellar su fracaso irreversible cuando la misma Cristina Kirchner dejara plantada la presentación de su libro Sinceramente en esta ciudad, para no quedar pegada a la derrota provincial.

El ex edil, que sorpresivamente apareció en la escena pública en 2017, no logró insertarse en el nuevo esquema que planteó el Frente de Todos en Salta, tras la contundente derrota que sufriera en manos del saencismo y que entre otras designaciones, en los cargos públicos más visibles le encomendara a Gonzalo Quilodrán, el ENACOM, a Marcos Vera, la UDAI Sur, a Lola Plaza, Radio Nacional Salta, y lo que es aún más llamativo, que Juan Carlos Garrido fuera designado en la CNRT.

El llamado de atención que sin duda arremete contra sus exponentes más visibles, Sergio Oso Leavy y José Vilariño, deja al descubierto las disputas puertas adentro, adonde ni siquiera la candidatura a intendente fue manejada con un mínimo de acierto, al querer instalar a Gonzalo Quilodrán contra toda previsibilidad, y aún conociendo que éste nunca ganó una elección.

A diferencia del Frente Salta Tiene Futuro o de las diversas experiencias en las alianzas electoralistas que supo encabezar Juan Manuel Urtubey, el Frente de Todos además de la visible falta de organicidad nunca trabajó tras el liderazgo de Sergio Leavy, y ni siquiera el acompañamiento de Alberto Fernández le sirvió, ni antes ni ahora, para mostrar un trabajo conjunto.

El descargo del edil mandato cumplido, que terminó su breve camino legislativo en diciembre de 2019 y que no logró ingresar ni siquiera de asesor, dejó en claro que a los compañeros que pusieron su “trabajo y el (Cuerpo) en los años más difíciles del Peronismo, cuando había otro gobierno, cuándo perseguían, cuándo llovían las causas judiciales”, no “les tiraron” ni un cargo. Pero también, deja al desnudo si existe una verdadera militancia detrás de un proyecto político, o si más bien el interés es seguir siempre el camino fácil de las “becas” en la gestión pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here