Por primera vez la Justicia salteña autoriza la subrogación de vientre

0

El Juzgado de Civil, de Personas y Familia, 5ª nominación, en primera instancia a cargo de la jueza Alejandra Diez Barrantes falló a favor de la gestación por sustitución. Se trata del primer fallo judicial que se realiza en Salta, en que se autoriza a una pareja y a una tercera persona gestante para que esta última lleve adelante un embarazo con material genético de la pareja solicitante.

La resolución, declara la inconstitucionalidad del art. 562 del Código Civil y Comercial de la Nación, que en su parte pertinente dice: “… los nacidos por la TRHA son hijos de quien da a luz…”, ordenándose asimismo en el caso de que nazca el niño/a por la técnica de gestación por sustitución autorizada se inscriba el/la misma/o por ante el registro de estado civil y capacidad de la personas, como hijo de la pareja que aporta el material genético y no como hijo de la gestante”.

Se determina, también, que “el niño/a que llegare a nacer carecerá del vínculo filial con la gestante” y finalmente se intima a los padres intencionales a informar en el caso de producirse el nacimiento de un niño/a sobre su origen gestacional cuando tenga la edad y el grado de madurez suficiente.

La abogada, patrocinante de la pareja de padres intencionales, Dra. Soledad Villoldo, coordinadora legal de la Organización Social Salud y Vida, que reúne a pacientes con infertilidad, sostuvo que “este fallo a favor de la gestación por sustitución, emitido el 6 de marzo de 2020, constituye en Salta un nuevo eslabón en la lucha por los derechos reproductivos de los ciudadanos salteños”.

Recordemos que el reconocimiento de los derechos reproductivos fue fruto de una ardua lucha de organizaciones no gubernamentales que se plasmó en la Ley Nacional de Reproducción Asistida Nº 26.862 y su decreto reglamentario 956 / 13.

La Dra. Villoldo, destacó que “es indispensable para la obtención del reconocimiento de los derechos mencionados, la activa participación de los ciudadanos, informándose sobre los caminos legales a seguir como ocurrió en este caso”. Asimismo, remarcó que “no solamente se logró la autorización para la gestación por sustitución sino también la cobertura de dos etapas de la fertilización por la obra social pertinente, es decir el IPSS”.

La pareja de padres intencionales que solicitaron a la justicia la gestación por sustitución, presenta un problema de salud importante, ya que la mujer, en 2011 tuvo que someterse a una histerectomía, quedando imposibilitada para llevar adelante la gestación. Por ello, ante el anhelo de ser padres recurrieron a las consultas del Centro de Reproducción Humana Asistida, SARESA diagnosticándose la posibilidad de realizar una fecundación in vitro con material genético propio, ya que la producción de óvulos de la madre intencional no se vio afectada por la intervención, pero requerían un vientre gestante para lograr el embarazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here