Comerciante se roció nafta afuera de la Catedral

0

Juan Silisque, un comerciante salteño que denuncia corrupción entre los inspectores municipales quiso suicidarse a lo bonzo esta mañana mientras se encontraba encadenado en la Catedral.

El hombre denunció persecución y pidió que se lo deje trabajar en la gestión de Bettina Romero.

“Hace más de seis años me destrozaron el negocio en el Parque San Martín. En la gestión de Sáenz tenía un permiso provisorio, estaba en la peatonal vendiendo juguetes, vasos, útiles y no le quedó otra al nuevo director Sr. Guido de hacerme sacar, y aún así les mostré mi certificado de discapacidad porque mi permiso se había vencido en diciembre y no me querían renovar”, relató a través de distintos medios de comunicación.

Silisque narró desesperado que le quitaron el permiso para trabajar, su lugar de trabajo y su mercadería, y que por eso estaba dispuesto a prenderse fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here