“La Iglesia maneja un presupuesto de 36 mil millones de pesos”

0

Salta a la Vista dialogó con Fernando Lozada, integrante de la Coalición Argentina por un Estado laico en el marco de la discusión por la separación entre Estado e Iglesia.*

Cabe recordar que en las últimas semanas, al menos 4000 personas renunciaron a la institución, bajo la forma de lo que se conoce como apostasía colectiva. Los puntos más sensibles son la injerencia que la institución tiene en los distintos poderes y gobiernos, y los enormes montos de dinero que recibe que ascienden a cerca de 36 mil millones de pesos anuales.

Salta a la Vista – ¿Por qué es importante la laicidad del Estado?

La Argentina es un Estado laico, al menos lo es en su enunciación, en lo fáctico todavía no. La Iglesia Católica Apostólica Romana tiene muchísimos privilegios y esos privilegios son inadmisibles en una República porque atentan contra el principio de igualdad. Además, la Iglesia Católica ha hecho una construcción a lo largo del tiempo tratando de mezclar su ideario con lo que sería la identidad nacional o la identidad patria y esto hecho desde el Estado, especialmente desde las escuelas, por lo tanto está imponiendo un tipo de identidad hegemónica sobre toda la ciudadanía, sobre toda la población. De esta manera no se respeta el derecho a la diversidad, el derecho a la identidad porque se trata de imponer una única visión, una única forma de ver el mundo. El Estado debe contemplar todas las formas, creencias y convicciones y esto está muy claro en los tratados internacionales de jerarquía constitucional, me refiero a los tratados de derechos humanos que se incorporaron a la Constitución Nacional en 1994, que garantizan la libertad de conciencia. Entonces, realmente necesitamos un Estado efectivamente laico para que se respete la libertad de conciencia de las personas, el principio de igualdad y el derecho a la identidad.

Salta a la Vista –  ¿Qué implica el sostenimiento del culto Católico Apostólico Romano según nuestra Constitución?

El artículo 2 de nuestra Constitución Nacional dice que el gobierno Federal sostiene el culto Católico Apostólico Romano. Esto de ninguna manera significa un sostenimiento ideológico o una confesionalidad de Estado. Este artículo incorporado en la Constitución de 1853 se refería a un resarcimiento por algunas expropiaciones que había sufrido la Iglesia. Las constituciones anteriores si eran confesionales pero en ese debate de 1852- 1853, los asambleístas constituyentes de ninguna manera tuvieron la intención de que el estado fuera Católico. De hecho la Corte suprema de Justicia de la Nación que es la encargada de interpretarla Constitución Nacional en siete oportunidades ha dejado muy claro que el derecho positivo argentino es independiente de la moral  católica y nuestro propio Estado es independiente de la institución Católica Apostólica Romana. El sostiene puede ser interpretado por alguna ley y claramente dejarlo circunscripto a su mínima expresión. Actualmente, la Iglesia católica recibe muchísimo dinero del Estado. Calculamos más de 36000 millones de pesos, sin tener en cuenta las propiedades que tiene cedidas o donadas por parte de los distintos estados es decir los provinciales, municipales o el Estado Nacional. Lamentablemente esto sigue atentando contra toda la ciudadanía y contra el principio de igualdad.

Son muchos los ítems por los cuales la Iglesia Católica recibe dinero del erario público. Subvención de sus escuelas confesionales, exenciones impositivas de todo tipo, sueldos a capellanes, el mantenimiento de las capellanías dentro de las fuerzas armadas de seguridad, el vicario castrense que cobra 170.000 pesos por mes los sueldos a obispos y arzobispos, los curas párrocos de frontera, becas a seminaristas, tenemos las sucesivas condonaciones que todo el tiempo se le están realizando a la Iglesia, y otras formas de derivar dinero público, por ejemplo, el sistema disfrazado de restauración de templos o incluso la construcción de algunos que se incluyen en el presupuesto de manera de reparación de monumentos históricos y cosas por el estilo.

Salta a la Vista –  ¿Qué rol juega la Iglesia actualmente en las decisiones que toman los poderes en nuestro país y en nuestra provincia y cuál es el poder que ejerce la Iglesia en cada gobierno para que recién hoy está discusión se haga más fuerte?

La Iglesia Católica es una enorme corporación que maneja no sólo grandes sumas de dinero sino también contactos, sobre todo políticos y tiene una gran penetración en las instituciones del Estado, especialmente del Poder Judicial. Al momento de imponer sus ideas y convicciones utilizan todo su aparato, sus contactos internacionales, sus contactos locales. Pensemos que la Iglesia tiene una oficina, una dependencia podríamos decir en cada barrio, en cada ciudad, en cada pueblo, en cada estrato social. Todas estas redes las utiliza para ejercer presión. Su influencia es muy fuerte también en los medios de comunicación y este poder ha sido tan grande que ha logrado que durante muchos años no salgan a la luz los cientos de miles de casos de abuso sexual que han encubierto. Eso muestra hasta qué punto puede llegar el poder de esta institución. Lamentablemente operan en las sombras. No son limpios en su juego porque trabajan por medio de la presión puntual que van ejerciendo sobre cada uno de los funcionarios públicos de los cuales manejan información, dinero, contactos.

Salta a la Vista –  Hace unos días, en la homilía por el culto al Señor y la virgen del Milagro, Monseñor Cargnello descalificó la educación sexual científica y laica y dejó un mensaje contrario a la aceptación de la diversidad sexual. ¿Qué influencia tiene esto en provincias confesionales como Salta en donde además el índice de embarazo adolescente es muy elevado?

Lamentablemente la Iglesia Católica Apostólica Romana tiene  mucha influencia en el sistema educativo, especialmente en las provincias del noroeste argentino, a pesar de tener sus escuelas confesionales no se conforman con ello y también clericaliza el sistema educativo de gestión estatal y de esta manera impide que se enseñe educación sexual integral y esto realmente es criminal porque no permite a niños, niñas y adolescentes a acceder a información para poder llevar una vida sexual sana, sino que además introducen conceptos propios de su doctrina que producen distorsiones muy fuertes de lo que es la sexualidad, ya que de una forma dogmática mezclan moralidad con lo que es el acto sexual o el disfrute de la sexualidad. De esta manera, generan grades confusiones, producen grandes sentimientos de culpa pero además esta desinformación también hace que se atente contra la salud de niñas, niños y adolescentes, ya que cuando acceden o empiezan a manifestar su sexualidad lo hacen de una forma poco segura porque si bien la Iglesia habla de la continencia como el método de anticoncepción o basado en sus reglas morales, eso no sucede realmente y no tiene tampoco la población porque seguir sus reglas pero la desinformación que logran en todo el ámbito y la falta de aplicación de políticas públicas que también entorpecen hacen que finalmente existan embarazos no deseados, transmisión de enfermedades sexuales o incluso formas perversas o reprimidas del ejercicio de la sexualidad.

*La Coalición fue formada en n 2009 y cobró fuerza con debates como el matrimonio igualitario y el reciente tratamiento en el parlamento nacional del proyecto de interrupción voluntaria del embarazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here